Gobierno de Chile

INICIO » APOYO IMPLEMENTACIÓN CURRICULAR

PRESENTACIÓN


La experiencia escolar y el aprendizaje de las y los estudiantes deben estar en el centro de los principios que orientan la implementación del currículum, apoyados en los procesos de formación, colaboración y profesionalización de las y los docentes y sus respectivas comunidades educativas. Asimismo, para responder a la heterogeneidad de disposiciones y estilos de aprendizaje es necesario disponer de recursos educativos que fortalezcan las prácticas pedagógicas de las y los docentes, impactando en los proyectos de vida de las y los estudiantes.

Para fortalecer el liderazgo directivo, técnico y docente se implementarán acciones de difusión y apropiación del currículum por asignaturas de la Formación General y de la Formación TP, junto a otros dispositivos técnicos didácticos orientados a apoyar la gestión docente en el aula. Con esta estrategia se busca responder a los diferentes niveles, ritmos y estilos de aprendizaje, así como a las características socioculturales de las y los estudiantes, favoreciendo procesos de enseñanza y aprendizaje, basados en una pedagogía inclusiva. En este contexto, ya no son las y los estudiantes quienes se deben adaptar a la escolarización disponible, sino que es la enseñanza la que se debe adecuar “a la diversidad de necesidades educativas del alumnado, que son fruto de su procedencia social y cultural y de sus características individuales en cuanto a motivaciones, capacidades e intereses” (Blanco, 2006: 50). Entonces, es el sistema educacional y sus actores quienes se hacen cargo de la diversidad de la comunidad y la integran en el planeamiento de sus acciones pedagógicas, terminando así con la visión homogeneizadora de la educación.

En consecuencia, se desprende que la educación tiene como propósito el desarrollo integral de las y los estudiantes, en el contexto del respeto por la diversidad multicultural y nuestra identidad nacional y explicita principios tales como: la Calidad de la educación, es decir, el aseguramiento del aprendizaje para todas/os las/las estudiantes, sea cual sea su condición o circunstancias; el de Equidad del sistema educativo o la garantía de que todas/os las/los estudiantes tengan las mismas oportunidades de recibir una educación de calidad, con especial atención en aquellas personas o grupos que requieran apoyo especial; y el de la Diversidad, es decir, la promoción y respeto del sistema por la multiplicidad de procesos y proyectos educativos institucionales, además de las diferencias culturales, religiosas y sociales de quienes aprenden (LGE N. 23.370, artículo 3°).

Desde esta perspectiva legal, tanto los sistemas regulatorios institucionales como los procesos concretos de enseñanza-aprendizaje que ocurren al interior de las aulas, deben velar por el cumplimiento de una educación de calidad y equidad, que respete las diferencias culturales y que cubra las necesidades educativas de todos/as los/las integrantes de nuestra sociedad.

Con esta línea de trabajo se Promover el mejoramiento de la calidad integral de los aprendizajes de las y los estudiantes de 7° año de Educación Básica a 4° año de Educación Media, propiciando una trayectoria escolar que contribuya al desarrollo de su proyecto de vida, a la luz de los principios de la reforma, referidos a avanzar hacia un liceo inclusivo y que ofrece oportunidades a todas y todos las y los estudiantes, resguardando el principio de equidad que está a la base de la calidad integral, entendida desde una visión amplia y profunda del currículum, que releva la experiencia educativa y derriba barreras para el aprendizaje en una sociedad intercultural y democrática.